Orígenes

La salud no es meramente del cuerpo, es la expresión natural del cuerpo, la mente y el alma cuando están en armonía con la vida.”

Dr. Randolph Stone

El Dr. Randolph Stone (1890-1982) tras años de experiencia como quiropráctico, comprendió que además del cuerpo físico existe en nosotros un cuerpo energético, esta energía (gobernada por los polos positivo, negativo y neutro) fluye por nuestro cuerpo siguiendo un recorrido específico hasta que algo se interpone en su camino (estrés, frustración, mala alimentación..), cuando la energía del cuerpo pierde su equilibrio o se bloquea somatiza los pensamientos y emociones convirtiéndolos en dolor o enfermedad.

El Dr.Stone entendió que las enfermedades físicas, mentales y emocionales responden a un bloqueo de nuestra energía vital y basándose en la tradición médica Oriental y Occidental desarrolló la famosa Terapia de Polaridad, que básicamente nos permite potenciar nuestra capacidad autocurativa con el fin de recuperar la salud y mantener así una buena calidad de vida.

Nuestro cuerpo trabaja diariamente para mantenerse sano y en buenas condiciones pero nuestras actitudes, pensamientos o emociones pueden alterar su funcionamiento natural, la terapia de polaridad ayuda al organismo a activar su capacidad de autorregulación para que por si mismo pueda alejar la tensión, el dolor o la enfermedad y consiga así volver a funcionar correctamente, 100% sano y vital.

En que consiste la terapia de polaridad

Este sistema holístico de sanación combina la sabiduría de diferentes tradiciones curativas (Ayurveda, medicina tradicional China, osteopatía, neuropatía y quiropraxia), su técnica consiste en tumbar al paciente en una camilla y aplicar toques manuales en centros específicos y puntos de tensión o dolor dando la oportunidad al cuerpo físico de activar su autorregulación y capacidad de autosanación. Se trata de reestablecer el flujo energético para así reestablecer la capacidad de autorregulación y por tanto la salud. Se trabaja con el paciente a distintos niveles: sistema músculo-esquelético, sistema nervioso y cráneo-sacral, a través del toque terapéutico manual se busca el bienestar físico, mental y emocional.

Las bases de la terapia se centran en el modelo de energía que habita en nuestro cuerpo, una energía que fluye y en la que gobiernan los polos positivo, negativo y neutro, una energía que el cuerpo utiliza cuando se cura a si mismo. También se basa en los principios de atracción, repulsión y neutralidad, entendiendo que esta correlación conforma todos los aspectos de nuestra vida y para ello se trabaja con el modelo de los 5 elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra.

La terapia de Polaridad nos permite:

  • Potenciar la capacidad curativa innata que todos tenemos
  • Recuperar la salud o mantener la calidad de vida
  • Conectar con nosotros mismos y lo que nos rodea
  • Vivir en armonía con la naturaleza

La terapia de Polaridad ayuda a tratar:

  • Problemas corporales, musculares y esqueléticos
  • Fatiga y falta de energía
  • Estrés, tensión, nervios y ansiedad
  • Problemas digestivos, respiratorios o sanguíneos
  • Favorece el sistema inmunológico
  • Transtornos alimentarios

Etc..

Además, ayuda al desarrollo personal y sirve como apoyo emocional. Es un viaje en el que conectas contigo mismo y aprendes a vivir en armonía con lo que te rodea ya que desarrollas una nueva perspectiva de la vida.

 

La terapia de Polaridad se sustenta en 4 pilares que incluyen el toque terapéutico, el yoga de polaridad, la dieta depurativa y el proceso psicocorporal.

Para reservar cita e iniciarte en la terapia de Polaridad, ponte en contacto con nuestra terapeuta Pilar, en el teléfono 610770975.