El paciente se tumba en una posición relajada y con ropa cómoda, y el masajista da pequeños toques con el martillo para que el cincel haga vibrar la zona del cuerpo señalada, las ondas emitidas penetran en el tejido conjuntivo a través de los músculos y ligamentos hasta reparar el tejido cicatricial. El cincel se desliza por el cuerpo y se detiene en aquella zona en la que sea necesario aplicar los golpes de martillo, con toques rítmicos y repetitivos, se conocen 2 técnicas de golpe TOK SEN:

  • Golpe seco: consiste en dar 2 o 3 golpes lentos en el punto señalado antes de seguir con el siguiente, este tipo de golpe es el más profundo, su vibración se puede comparar a la del ultrasonido, ideal en el tratamiento de contracturas, rigidez y antiguas lesiones o crónicas.
  • Golpe rápido y ligero: consiste en dar muchos golpes superficiales y de forma continua por toda la línea energética, suele aplicarse antes del golpe seco o para finalizar el masaje, su vibración trata los músculos pero de forma más superficial.

Beneficios del masaje TOK SEN

  • Efecto relajante y sedante del sistema nervioso, mejora a nivel físico y mental
  • Mejora la circulación
  • Mejora la movilidad y flexibilidad
  • Aumenta la energía y disminuye el estrés

Este masaje se aconseja a personas que desean:

  • Relajarse y eliminar al estrés además de sentir como se recargan toda su energía
  • Aliviar el dolor muscular: contracturas, tensión corporal, malas posturas…
  • Aliviar dolores crónicos: antiguas lesiones, reuma..
  • Reducir el insomnio
  • Eliminar bloqueos energéticos
  • Mejorar la circulación en caso de retención de líquidos, estreñimiento

Contraindicaciones

El terapeuta tomará en cuenta los siguientes casos:

  • Personas que padezcan cáncer
  • Personas con fiebre
  • Personas con osteoporosis o enfermedades reumáticas agudas
  • Problemas cardiacos severos

El centro ofrece la posibilidad de añadir biomagnetismo a este masaje, en caso de que el paciente lo desee.