El masaje TOK SEN es una técnica de masaje Tailandés cuyo orígen se remonta a 5000 años atrás, la peculariedad de esta práctica es que se utiliza como herramienta de trabajo un martillo de madera que al golpear un cincel sobre el cuerpo emite unas ondas vibratorias que penetran en los tejidos consiguiendo de forma placentera e indolora aliviar tensiones musculares, antiguas lesiones y otras patologías. Este masaje además de relajarte en profundidad mejorara tu bienestar físico y mental.

Orígenes del masaje TOK SEN

Los principios de este masaje nos transportan miles de años atrás en Tailandia, sobretodo en la zona norte del país, donde los campesinos y agricultores utilizaban esta técnica de sanación para aliviar sus cansadas piernas tras un duro día de trabajo en los campos de arroz. El masaje TOK SEN rápidamente se transmitió de padres a hijos generación tras generación hasta nuestros días en los que sigue siendo un recurso muy útil en el tratamiento de la tensión muscular, antiguas lesiones, problemas del sueño y otras dolencias. Actualmente goza de un gran prestigio ya que está recomendado por el departamento Tailandés de medicina tradicional alternativa.

¿En qué consiste el masaje TOK SEN?

En esta técnica el masajista trabaja el cuerpo del paciente a través de una herramienta llamada “TOK SEN” la palabra “TOK” hace referencia al sonido que emite el martillo de madera al chocar con el cincel, y la palabra “SEN” se refiere a los canales de energía que circulan por nuestro cuerpo, nuestra energía vital. Ambas piezas están talladas en madera noble del árbol de Tamarindo, la historia dice que tras su fabricación las piezas son bendecidas, el sonido de las maderas al chocar ayudan a crear una atmósfera relajante que conecta al paciente con la propia naturaleza.

Este masaje estimula nuestros canales de energía favoreciendo su flujo y circulación; Durante la sesión, el terapeuta golpea suavemente sobre los principales puntos energéticos estimulándolos, desbloqueándolos y reactivándolos.

El paciente se tumba en una posición relajada y con ropa cómoda, y el masajista da pequeños toques con el martillo para que el cincel haga vibrar la zona del cuerpo señalada, las ondas emitidas penetran en el tejido conjuntivo a través de los músculos y ligamentos hasta reparar el tejido cicatricial. El cincel se desliza por el cuerpo y se detiene en aquella zona en la que sea necesario aplicar los golpes de martillo, con toques rítmicos y repetitivos, se conocen 2 técnicas de golpe TOK SEN:

  • Golpe seco: consiste en dar 2 o 3 golpes lentos en el punto señalado antes de seguir con el siguiente, este tipo de golpe es el más profundo, su vibración se puede comparar a la del ultrasonido, ideal en el tratamiento de contracturas, rigidez y antiguas lesiones o crónicas.
  • Golpe rápido y ligero: consiste en dar muchos golpes superficiales y de forma continua por toda la línea energética, suele aplicarse antes del golpe seco o para finalizar el masaje, su vibración trata los músculos pero de forma más superficial.

Beneficios del masaje TOK SEN

  • Efecto relajante y sedante del sistema nervioso, mejora a nivel físico y mental
  • Mejora la circulación
  • Mejora la movilidad y flexibilidad
  • Aumenta la energía y disminuye el estrés

Este masaje se aconseja a personas que desean:

  • Relajarse y eliminar al estrés además de sentir como se recargan toda su energía
  • Aliviar el dolor muscular: contracturas, tensión corporal, malas posturas…
  • Aliviar dolores crónicos: antiguas lesiones, reuma..
  • Reducir el insomnio
  • Eliminar bloqueos energéticos
  • Mejorar la circulación en caso de retención de líquidos, estreñimiento

Contraindicaciones

El terapeuta tomará en cuenta los siguientes casos:

  • Personas que padezcan cáncer
  • Personas con fiebre
  • Personas con osteoporosis o enfermedades reumáticas agudas
  • Problemas cardiacos severos

El centro ofrece la posibilidad de añadir biomagnetismo a este masaje, en caso de que el paciente lo desee.