La articulación temporomandibular (ATM) es la articulación que une los huesos del cráneo con el maxilar inferior y es una de las pocas articulaciones móviles del craneo. Encontramos una a cada lado de la cabeza, justo por delante del oido, que trabajan sincronizadamente para poder abrir la boca, masticar, etc. A pesar del sobreuso que sufre esta articulación está un poco olvidada, así que hoy hablaremos un poco de cómo esta formada esta articulación, qué movimientos puede realizar, y como la podemos tratar.

Esta articulación está formada por un disco cartilaginoso, los huesos temporales y la mandibula y toda la musculatura y ligamentos anexos que permiten su movimiento.

La ATM puede realizar:
– Movimientos de descenso y elevación.
– Movimientos de proyección hacia delante y hacia atrás.
– Movimientos de lateralidad o diducción.

La musculatura de la ATM esta formada por:
Depresores: vientre anterior del músculo digástrico, músculo milohioideo. Accesoriamente también el músculo geniohioideo y todos los músculos infrahioideos para mantener fijado el hueso hioides.
Elevadores: Fibras verticales del músculo temporal, músculo masetero, músculo pterigoideo interno.
Proyectores hacia delante: Los dos pterigoideos externos contrayéndose simultáneamente.
Proyectores hacia atrás: músculo digástrico, fibras horizontales del músculo temporal.
Diductores: Los pterigoideos internos y, sobre todo, los externos, contrayéndose alternativamente de un solo lado.

La disfunción craneomandibular o trastorno de la ATM puede darse por un traumatismo directo o indirecto o bien por
bruxismo. Normalmente a raíz de un traumatismo puede producirse un espasmo de toda esta musculatura o bien una fractura a nivel ossio, cuando hay fractura casi siempre es necesario una operación a cargo de un cirujano maxilofacial.

A raíz del bruxismo lo que encontraremos será un trastorno de toda esta musculatura, que podremos aliviar con medidas preventivas y tratamiento fisioterapéutico. El tratamiento con fisioterapia es doloroso pero el paciente recibirá automáticamente un alivio de la sintomatología.

 

 

Elisabeth Villaronga

Fisioterapeuta Coleg. 12.032