MÉTODO JAPONÉS DE TRATAMIENTO MANUAL

El shiatsu es un método terapéutico manual desarrollado en este último siglo XX, aunque con unas bases filosóficas de más de cinco mil años de práctica: la Medicina Tradicional China. De ésta, toma por ejemplo el concepto de polaridades llamado Yin-Yang, que explica que todo  el universo está inundado por una energía (Chi) que lo mantiene en equilibrio. El Yin y el Yang son atributos opuestos y complementarios que ponen de manifiesto esta energía universal. La salud depende del equilibrio entre ellas. Con el shiatsu tratamos el exceso de Yang o la deficiencia de Yin, con la finalidad de llegar a este equilibrio. La teoría de los cinco elementos   nos explica los movimientos de esa energía  en la Naturaleza y en nosotros.
 Como método de tratamiento manual el shiatsu utiliza una técnica de presón  rítmica que genera respuestas a nivel circulatorio, linfático, osteomuscular, mejorando las funciones fisiológicas y movilizando la energía. A través de la modulación de las presiones se estimulan unos circuitos neviosos cuyas respuestas, en ocasiones bioquímicas, actúan sobre los estados emocionales, los comportamientos psíquicos,   la actividad inmunológica…

En los tratamientos el objetivo es mejorar el funcionamiento de la totalidad del organismo, elevando su nivel vital para que disponga de las fuerzas necesarias que activan el proceso de autocuración o de equilibrio. Por ello decimos que es un tratamiento integral porque se actúa sobre la totalidad, no  localmente y también  integrador porque se acogen en la interpretación de los síntomas los distintos aspectos que forman la persona: físico, energético, emocional y por ende espiritual. El cuerpo humano no se ve sólo como un sistema físico, sino que además dispone de un sistema energético que anima al físico.

MÉTODO DIFERENCIADO EN TÉCNICA  Y EN EFECTOS REEQUILIBRANTES

En una sesión de Shiatsu la presión es   la «joya» de la técnica.  El practicante dedica muchos años a perfeccionarla  y modularla, haciendo de ella una herramienta muy valiosa  y  con muchos matices  que se adquieren con el tiempo. Perpendicularidad y Consciencia,  son la base.  Luego se añaden  matices muy importantes como el  ritmo  más o menos dinámico , el tiempo de duración de la  presión en el «tsubo», la manera de entrar y de salir de él.. matices que  pueden conseguir distintos efectos tonificantes o dispersantes  de acuerdo a lo indicado en cada caso.
La línia Japonesa de Shiatsu  trabaja únicamente con presiones de pulgares y palmas de las manos porque las considera más precisas y seguras. Además  en la sesión también se efectúan estiramientos , bombeos musculares y movilizaciones articulares que complementan  necesariamente  la sesión.
El shiatsu induce al paciente a realizar una respiración abdominal calmada y profunda. Si respiramos con el abdómen todo el cuerpo respira, nuestra mente pasa un estado más predispuesto a la meditación, el cuerpo se relaja y se elimina el estrés. 
El shiatsu está por tanto indicado cuando hay cansancio mental y físico, ansiedad, angustia, fatiga, estrés, insomnio, depresión, para aumentar la vitalidad, conseguir una mayor serenidad de pensamiento al potenciar el equilibrio emocional,   para alcanzar el límite máximo de la capacidad de autocuración que todos poseemos.

Probablemente lo más importante que recuperamos con el Shiatsu es «vivirnos». Pasamos de «estar» en nuestro cuerpo a vivirlo realmente. Conseguimos un  nivel de consciencia física, mental y emocional muy importante. Cómo lo conseguimos? A través de la relajación inducida por el ritmo de la presión y de la respiración que se va consiguiendo de forma natural durante el tratamiento.

 

EFECTOS DEL SHIATSU EN TU VIDA

• Una vitalidad y salud acrecentadas
• Un nivel de energía constante a lo largo del día
• Un estado de ánimo más positivo
• Una mayor estabilidad emocional ante los cambios en la vida
• Una mayor sensación de fuerza y consistencia personal ante nuestros retos cotidianos