Uncategorized

KENG RAK MASAJE ORIENTAL DE MERIDIANOS

El KENG RAK es un conjunto de técnicas de masaje coreano diseñadas para estimular las capacidades de auto-curación del cuerpo y lograr una armonía en las funciones orgánicas y las corrientes energéticas del cuerpo.

Historia

El KENG RAK está profundamente arraigado en la filosofía de la Medicina Tradicional China y su praxis. Dentro de esta cosmovisión, nuestros cuerpos son percibidos como microcosmos del universo que nos rodea, inmersos en la misma dinámica interconectada y armonizadora que motiva el macrocosmos. Cuando el cuerpo se enfrenta a un reto – si es una sustancia dañina o un mal sentimiento – al cual no puede hacer frente, se altera el patrón de flujo armónica y surge la enfermedad.

Cuando la causa de la enfermedad se entiende como desequilibrio, el objetivo del tratamiento es recuperar el equilibrio. A través de la aplicación de diversos estímulos y la presión de puntos específicos sobre los MERIDIANOS – los canales de energía del cuerpo, el KENG RAK aumenta la capacidad de los propios recursos del cuerpo para restablecer su equilibrio. El KENG RAK funciona a un nivel muy profundo, ya sea para el aliviar la incomodidad física como para liberar el estancamiento y los bloqueos emocionales y/o energéticos.

Principales Beneficios

El potencial terapéutico del KENG RAK es muy amplio. Además de la liberación general de tensiones y el aumento de la vitalidad, se abordan una gran cantidad de dolencias. Se puede aplicar de acuerdo a sus necesidades en:

  • ABDOMINAL (BOK BU)

Indicado para los desequilibrios del sistema digestivo, hormonal y linfático, así como para la eliminación de toxinas, agotamiento o agitación, y recuperación post-parto, entre otros.

  • CRANEO-FACIAL

Indicado para tratar los desequilibrios relacionados con el estrés, los dolores de cabeza y las migrañas, la irritabilidad, el insomnio, la fatiga visual y el bruxismo.

  • ESPALDA

Indicado para dolor de espalda, como rigidez cervical o lumbar, ciática, contracturas y tensiones musculares, así como para los dolores de cabeza y las migrañas.

Planifique su sesión de KENG RAK dos horas después de la ingesta de alimentos y medicamentos. Después del masaje puede notar un aumento en la cantidad de diuresis y sudoración. Puede sentirse un poco mareado y/o con sueño. La energía se pone en movimiento y estos son signos positivos de la eliminación de toxinas.

Video Masaje KENG RAK

Contraindicaciones

El KENG RAK está contraindicado para personas afectadas por enfermedades graves como tumores, úlceras, infecciones agudas, trombosis y linfosarcoma; personas con marcapasos u órganos artificiales. Tampoco está indicando para mujeres embarazadas y mujeres que usan dispositivos anticonceptivos (DIU o anillo vaginal); personas muy débiles, de una edad muy alta, o que han pasado por un shock traumático.

Carmen Gómez Vázquez  617892583 «Terapeuta Integración Psico-Corporal»

BOK BU MASAJE ABDOMINAL ORIENTAL

Historia

El BOK BU es una técnica de masaje coreano que se realiza en el área abdominal para localizar y liberar bloqueos para equilibrar el flujo de energía a través del cuerpo, a nivel físico, mental y emocional.

Historia

Las primeras descripciones de los masajes abdominales terapéuticos se pueden encontrar en los escritos clásicos sobre la Medicina Tradicional China. Los antiguos sabios han comprendido durante mucho tiempo que un vientre sano supone más que simplemente el buen funcionamiento de los procesos de nutrición y eliminación. Subrayaron el vínculo que existe entre nuestro vientre y lo que sentimos. En términos occidentales, esta interdependencia entre el cuerpo emocional y físico se expresa al referirnos a nuestras ‘entrañas’ como nuestro segundo cerebro. Además, ubicado debajo del ombligo, encontramos nuestro DAN TIEN, nuestro ‘mar de QI’, donde reside nuestra energía vital, donde convergen YANG, la energía del cielo y YIN, la energía de la tierra.

El abdomen es el eje del cuerpo, el lugar donde se producen las funciones vitales. Dentro de la filosofía y la praxis de la Medicina Tradicional China, nuestros órganos internos, emparejados en redes YINYANG de distintas esferas fisiológicas-psicológicas de la función, corresponden cada uno a la energía de una cierta emoción. La enfermedad se deriva de un desequilibrio en un órgano o sus MERIDIANOS – sus canales energéticas. Por lo tanto, se considera que el abdomen es el punto de partida para promover la salud. Masajeando suavemente esta región y aplicando acupresión, se tonifican y desintoxican adecuadamente los órganos dentro de la cavidad abdominal, liberando tensiones y emociones (somatizadas) en los órganos internos y se promueve el equilibrio.

Principales Beneficios

El BOK BU ayuda a la tendencia armonizadora del cuerpo, lo que provoca un aumento general de nuestra vitalidad y mejora nuestra capacidad para hacer frente a las vicisitudes de la vida. Las dolencias que se benefician del BOK BU son:

  • Desequilibrios del sistema digestivo, hormonal y linfático.
  • Períodos de agotamiento y fatiga o períodos de estrés, agitación y nerviosismo.
  • Dolor menstrual y problemas del sistema reproductivo.

El BOK BU también es beneficioso para:

  • Eliminación de toxinas presentes en el cuerpo y complementar las dietas para perder peso.
  • Mantener el equilibrio interno durante el cambio de estaciones.
  • Recuperación post-parto.

Planifique su sesión del BOK BU dos horas después de la ingesta de alimentos y medicamentos. Después del masaje puede notar un aumento en la cantidad de diuresis y sudoración. Puede sentirse un poco mareado y/o con sueño. La energía se pone en movimiento y estos son signos positivos de la eliminación de toxinas.

Video Masaje BOK BU

Contraindicaciones

El BOK BU está contraindicado para personas afectadas por enfermedades graves como tumores, úlceras, infecciones agudas, trombosis y linfosarcoma; personas con marcapasos u órganos artificiales. Tampoco está indicando para mujeres embarazadas y mujeres que usan dispositivos anticonceptivos (DIU o anillo vaginal); personas muy débiles, de una edad muy alta, o que han pasado por un shock traumático.

Carmen Gómez Vázquez  617892583 «Terapeuta Integración Psico-Corporal»

Principales
Beneficios

C

¿CREES QUE SUFRES ALGÚN TRASTORNO PSICOSOMÁTICO?

Se consideran enfermedades psicosomáticas o trastornos psicosomáticos aquellos problemas de salud o síntomas que se manifiestan de forma física en alguna zona del cuerpo, pero cuya causa principal o factor mantenedor es de origen psicológico.

Muchas personas no saben que nuestra mente, además de poder
producir molestias o alteraciones en la esfera emocional, puede también influir
en la generación, mantenimiento o agravación de síntomas de carácter físico. Dolores
de cabeza, musculares, abdominales, hormigueos, distonías, parálisis, visión
doble, afonías, ahogos, palpitaciones, cansancio, problemas de la piel,
digestivos, diarrea, estreñimiento, problemas hormonales…, son algunos de los
múltiples trastornos que pueden tener un origen psicosomático.

Lógicamente, cuando una persona padece estos síntomas,
debe someterse a las pruebas médicas pertinentes para tratar de detectar su
origen y establecer su tratamiento. Sin embargo, cuando tras las pruebas no se
detecta una causa física o biológica, entonces habrá que pensar en la
posibilidad de un origen psicológico.

Por origen psicológico no hay que pensar necesariamente
en una psicopatología grave, sino que, en la mayoría de los casos, se trata de
problemas de estrés, ansiedad, insomnio, depresión, miedos, inseguridad, baja autoestima,
incomunicación, relación, inadaptación, alta sensibilidad… Es decir, problemas
que, sin ser graves en sí, al no resolverse de forma adecuada, van influyendo
negativamente en la persona hasta el punto de que pueden favorecer la aparición
de todo ese abanico de trastornos y enfermedades físicas antes mencionadas.

No hay datos fidedignos, pero se estima que,
aproximadamente, un 12% de la población sufre estas molestias y problemas, así
como un 25% de las personas que acuden a su médico de atención primaria. Son
unos porcentajes elevadísimos. Son muchas personas que, por lo general, al
estar buscando causas físicas y tratamientos de carácter también físico o biológico,
no estarán tratando adecuadamente sus problemas, y esos se mantendrán.

La influencia de la mente sobre nuestro cuerpo se está
haciendo cada día más evidente gracias a los estudios e investigaciones que se van
realizando. Por eso, al igual que esa influencia puede afectar negativamente,
también puede influir en sentido positivo. Es importante, por consiguiente,
que, si crees que sufres algún trastorno de carácter psicosomático, busques la
ayuda psicológica y emocional adecuada. Primero para tratar de reducir y
reconducir la causa principal, y, en segundo lugar, para optimizar tus recursos
emocionales y psicológicos, de forma que influyan positivamente en tu
recuperación y mejora. Los resultados serán diferentes según cada caso. No hay
nadie igual. Cada persona es un mundo. Sin embargo, hay recuperaciones muy
notables. Si crees que sufres algún trastorno psicosomático te aconsejo
estudiar el caso. Quizás estés sufriendo innecesariamente.

José María Guillén Lladó

Psicólogo Sanitario. Armonización natural mente-cuerpo. 

Masaje Sueco

Origen:

El Masaje Sueco es uno de los más practicados en Occidente y debe su origen al fisiólogo sueco Pehr Hernrik Ling, quien unió sus conocimientos como instructor de gimnasia con las técnicas de masaje que aprendió en su viaje a China, desarrollando así el famoso y terapéutico “Masaje sueco” al que muchos definen como “el arte de relajar el cuerpo”.


¿Qué es el masaje sueco?

El masaje sueco tiene la finalidad de eliminar tensiones y reafirmar los músculos y las articulaciones, devolviendo al cuerpo su energía y equilibrio natural; Para ello, el masajista aplica cinco famosas técnicas: deslizamiento, amasamiento, vibración, percusión y fricción, con las que consigue relajar el cuerpo y la mente del paciente, los movimientos lentos y suaves eliminan el estrés y mejoran la circulación aliviando el dolor corporal y potenciando un efecto tonificante y revitalizante.

No hay que confundir el Quiromasaje con el Masaje Sueco, ya que el quiromasaje es un compendio de varios tipos de masajes (masaje sueco, masaje turco, masaje oriental…) al que se añadieron una serie de manipulaciones novedosas, sin embargo el Masaje sueco es la base de todo masaje.

Beneficios del masaje sueco

Los principales beneficios que obtenemos al recibir un masaje sueco son:

  • Relajación profunda de cuerpo y mente
  • Alivio de dolores musculares, articulares y la ciática
  • Mejora y aceleración de la circulación linfática y efecto drenante
  • Eliminación de toxinas
  • Estimulación y mejora visible del aspecto de la piel.
  • Mejora del tejido muscular y articular
  • Aceleración de la curación de lesiones y enfermedades
  • Disminución el tejido adiposo y recuperación de tejidos
  • Reducción notablemente de la sensación de cansancio, estrés, ansiedad e irritabilidad
  • Efecto positivo sobre el paciente, que se siente relajado y aliviado.

¿En que casos se recomienda recibir un masaje sueco?

  • Cuando existen contracturas, esguinces, artritis, calambres, síndrome del túnel carpiano, dolor de cabeza…dolores musculares y articulares ya sean crónicos o temporales
  • Cuando existen problemas circulatorios, por ejemplo: varices, retención..
  • Cuando una persona sufre de cansancio, insomnio, estrés, ansiedad…
  • En personas con un agitado ritmo de vida o que pasan muchas horas de pié
  • Cuando se quiera mejorar y estimular la salud en general fortaleciendo y tonificando el cuerpo
  • En deportistas profesionales acostumbrados a duros entrenamientos físicos

Metodología del Masaje sueco

El masaje sueco lo efectúa siempre un masajista profesional, en salas ambientadas para favorecer la relajación, tanto física como mental, es importante que el paciente se sienta a gusto y disfrute de una iluminación tenue, una temperatura agradable incluso muchas veces se ambienta el lugar con aroma-terapia para estimular los sentidos, además el profesional emplea aceites de masaje para calentar el tejido muscular y preparar así la piel.

Antes de empezar el masaje, se pregunta al paciente sobre sus dolores, para así saber que zona merece una atención especial, además del resto del cuerpo, el profesional determinará si los músculos en cuestión presentan rigidez o flacidez y decidirá como actuar sobre ellos.

El paciente se coloca en la camilla, desnudo o con ropa interior, siempre tapado con una toalla, que se irá destapando en cada zona a tratar.

El masajista suele empezar por la zona de la espalda, después trabaja la parte posterior de cada pierna, a continuación masajea la parte frontal de cada pierna, ambos brazos, y generalmente termina con el cuello y los hombros, aunque según las necesidades de cada persona o la técnica que suela emplear el masajista, esto puede variar.

Las 5 técnicas empleadas en el masaje sueco, son:

  • Deslizamiento o effleurage: Se lleva a cabo con las manos adheridas al cuerpo o, con las yemas de los dedos para así extender el aceite o lubricante y así poder, a su vez, explorar el cuerpo del paciente. En esta fase se relaja el cuerpo y se calienta y relaja los músculos.
  • Amasamiento o prétrissage: Este tipo de movimiento activa la circulación sanguínea, se efectúa utilizando las manos, los dedos, los nudillos y el antebrazo.
  • Vibración o vibration: Es una maniobra que consiste en hacer vibrar la piel presionando un punto del cuerpo con el talón de la mano o con los dedos moviendo la zona de arriba a bajo y viceversa a diferentes velocidades.
  • Percusión o tapotement: Se aplica con las manos y consiste en golpear suavemente la superficie corporal, activando la circulación de sangre y la energía corporal.
  • Fricción o friction: Es un movimiento que se efectúa con los dedos sobre los tejidos más profundos y afectados.

La dirección, velocidad y movimiento dependerá de la técnica que emplee el masajista y su objetivo a conseguir.

Contraindicaciones del masaje sueco:

No se aconseja practicar el masaje sueco en los siguientes casos:

  • Piel con quemaduras, heridas o infección.
  • Tejidos que presenten hemorragia.
  • Personas con rotura ósea o problema cardiovascular.
  • Las mujeres embarazas deben consultar su estado y etapa con el profesional.
  • Casos de hiper o hipotensión
Carmen Gómez Vázquez  617892583 «Terapeuta Integración Psico-Corporal»

MANGANESO: OLIGOELEMENTO PREVENTIVO Y CURATIVO EN OTOÑO E INVIERNO

El Manganeso (Mn) es un Oligoelemento imprescindible para la vida pues interviene en múltiples procesos orgánicos. Su presencia es esencial para el mantenimiento de la salud humana.

Se ingiere de manera habitual con la alimentación, ya que está presente en muchos productos de uso común como el arroz, la soja, los huevos, los frutos secos, el aceite de oliva, los cereales integrales, las legumbres, las hortalizas o las verduras. A pesar de ello, se calcula que un gran porcentaje de la población consume cantidades demasiado bajas de Manganeso, y además, se estima que apenas el 6% del Manganeso que se absorbe es retenido.

Las carencias de este Oligoelemento en la dieta pueden, en ocasiones, derivar en afecciones diversas, siendo las más comunes:

    • Pérdida de peso

    • Alteración en la pigmentación del pelo

    • Malformaciones óseas y cartilaginosas

    • Debilidad muscular y física

    • Disminución de la actividad inmunológica

    • Pérdida de audición

    • Vértigos, ataxia

    • Retrasos en el crecimiento

    • Alteraciones en el recién nacido

    • Disminución del colesterol bueno (HDL)

    • Alteración en la regulación de la glucemia 

La carencia de Manganeso puede mejorarse con el aporte externo de dicho mineral, evitando de este modo posibles afecciones adversas para la salud de la población.

PAPEL BIOLÓGICO DEL MANGANESO

El Manganeso presenta destacadas funciones biológicas de vital importancia:

  • Activa diferentes enzimas como hidroxilasas, kinasas, superóxidodismutasa mitocondrial, galactosil transferasa, etc.

  • Actúa como cofactor de la piruvato carboxilasa.

  • Participa en la gluconeogénesis.

  • Interviene en la síntesis de colesterol, ácidos grasos, mucopolisacáridos y condroitín sulfato.

  • Es esencial en la formación del sistema nervioso y parece estar relacionado con la síntesis de dopamina.

  • Interviene en el proceso de coagulación, en el metabolismo tiroideo y en el sistema inmunitario.

  • Es cofactor de la arginasa, que está implicada en la formación de urea.

  • Interviene en la formación de los huesos.

  • Interviene en la síntesis de hormonas sexuales.

  • Es básico para poder asimilar la vitamina E.

USOS Y BENEFICIOS DEL MANGANESO

El Manganeso es un Oligoelemento imprescindible a lo largo de todo el año, pero durante los meses de otoño aporta una serie de beneficios concretos que deben considerarse a fin de evitar o paliar determinadas afecciones propias de esta estación.

La llegada del frío y la humedad, conllevan el desarrollo de diversas situaciones que afectan a nuestro estado de salud, agravadas estas, en muchos casos, por variables generadas a causa de los malos hábitos practicados en los meses de verano.

En las siguientes situaciones el Manganeso es, sin duda, un Oligoelemento de vital importancia:

  • REFUERZO DEL SISTEMA INMUNE Y PREVENCIÓN ANTE EL DESARROLLO DE PATOLOGÍAS QUE CURSAN EN EXCESO: El Manganeso es necesario para la producción y activación de la enzima manganeso superóxido dismutasa, enzima que tiene un papel muy importante en la neutralización de radicales libres y en la protección del daño oxidativo. Por ello, este Oligoelemento contribuye a frenar la oxidación celular y el ataque de los radicales libres.

Durante el verano son varios los factores que pueden incrementar el ataque de estos radicales: exposición excesiva a los rayos solares, incremento de práctica deportiva, mayor consumo de tabaco, de alcohol, de alimentos ricos en grasa, etc. Por esta razón, la ingesta externa de Manganeso tras los meses estivales es muy recomendable.

Pero además, el Manganeso contribuye a mejorar la capacidad de respuesta orgánica y a regular el “terreno” de cada paciente.

El terreno es la forma de respuesta de cada organismo ante las agresiones de estímulos externos (frío, humedad, polvo, polución…). Cuando esta respuesta cursa en exceso, el Manganeso modula la reacción exagerada del organismo y contribuye a evitar o paliar afecciones de diversa índole.

En otoño son varias las patologías que pueden mejorarse gracias a la contribución del Manganeso.

* Aparato respiratorio: alergias, sinusitis, faringitis, bronquitis, asma…

* Aparato digestivo: gastritis, diarreas, gastroenteritis…

* Piel: urticarias, ronchas por frío, eccemas…

* Sistema Nervioso: jaquecas, insomnio, irritabilidad…

Y en general, ayudará a mejorar cualquier otra patología que curse con una respuesta excesiva en un plazo moderado de tiempo.

  • PREVENCIÓN DE AFECCIONES ÓSEAS Y DEL TEJIDO CONECTIVO: El Manganeso ayuda a mantener los huesos en condiciones óptimas, además de mejorar la formación del tejido conectivo.

En España, más de 10 millones de personas (22,6%) sufren afecciones relacionadas con trastornos óseos o del tejido conectivo (osteoporosis, artrosis, artritis…).

Con el frío y la humedad, estas situaciones empeoran notablemente, principalmente la sensación de dolor con la que cursan la mayoría de estas patologías. Durante los meses de otoño, en los que el frío todavía no es intenso, realizar un tratamiento preventivo con Manganeso puede ayudar a paliar estas afecciones o, cuando menos, la intensidad de sus síntomas.

Recordemos que estas patologías cursan con una respuesta en exceso, sus síntomas son claramente intensos, y por ello el Manganeso no solo ayudará a mejorar estos cuadros por su contribución a la optimización del rendimiento óseo y del tejido conectivo, sino que también ayudará a modular la respuesta excesiva a nivel orgánico.

En la actualidad son varios los estudios que apoyan la aplicación del Manganeso en afecciones óseas y del tejido conectivo.

Uno de los más destacados es el realizado en el año 2012 por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) a partir de observaciones de cuernas de ciervos. Esta investigación ha generado una nueva hipótesis sobre la osteoporosis, editada en enero de 2012 por la revista Frontiers of Biosciencie.

En este estudio, varios científicos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC, centro mixto UCLM-CSIC-JCCM) plantean que el origen de la osteoporosis podría no estar relacionado directamente con la carencia de calcio, sino con la de algún mineral esencial para que éste se fije. En concreto piensan que podría ser el Manganeso.

La idea para la nueva propuesta partió del aumento espectacular de rupturas de cuernas que se produjo en España en 2005. Cuando los científicos las analizaron en detalle, comprobaron que la causa de su debilitamiento era una reducción del Manganeso debido a la alimentación.

En concreto afirmaron: “Estudios previos sobre cuernas demostraron que el Manganeso sirve para fijar el calcio, y nuestra hipótesis es que cuando el cuerpo humano absorbe menos Manganeso o se envía desde el esqueleto hacia otros órganos que lo necesiten más, como el cerebro, ocurre que el calcio que se extrae al mismo tiempo ya no se vuelve a fijar bien y se elimina por la orina. De esta forma puede sobrevenir lentamente la osteoporosis”. Tomás Landete, Vicedirector del IREC y uno de los investigadores del equipo.

El equipo también apunta que cuando se agota este mineral esencial después de iniciarse la osteoporosis, podrían sobrevenir enfermedades relacionadas con la degeneración cerebral como el alzheimer, el parkinson o la demencia senil.

Además de este destacado estudio, son varias las vías de investigación en las que se ha visto que los pacientes con enfermedades inflamatorias crónicas, como la artritis reumatoide, presentan disminuidos sus niveles de Manganeso y los síntomas pueden ser reducidos con la suplementación de Manganeso.

Aunque estas teorías deben demostrarse en gran parte, muestran sin duda la gran importancia del Manganeso en la prevención y mejora de afecciones relacionadas con la estructura ósea y del tejido conectivo, tanto a nivel preventivo como curativo.

  • CONTRIBUYE A ALCANZAR UN METABOLISMO ENERGÉTICO ADECUADO: El Manganeso es un mineral implicado en el metabolismo de aminoácidos, lípidos y carbohidratos y, por lo tanto, también en la producción de energía.

Tras el verano es muy frecuente que el metabolismo energético se vea alterado por la práctica de malos hábitos alimenticios, de vida o por el inicio de dietas de control de peso que reducen la ingesta de Manganeso.

Es por ello aconsejado, durante los meses de otoño, realizar una pauta con Manganeso que nos ayude a restablecer el equilibrio energético.

Varios estudios han demostrado que la falta de micronutrientes como el Manganeso, puede afectar la producción celular de energía, con la consiguiente aparición de fatiga y otras patologías de mayor gravedad. En caso de déficit de Manganeso, el metabolismo energético se ve comprometido.

Según explican los investigadores E. Huskisson, S. Maggini y M. Ruf, en el artículo titulado “Relación entre Micronutrientes, Metabolismo Energético y Bienestar” (Journal of International Medical Research 35(3):277-289, May 2007), en forma ideal, una dieta suficiente y equilibrada debería cubrir los requerimientos totales de Manganeso, sin embargo es frecuente que esta ingesta no sea adecuada, más durante los meses de verano y comienzos del otoño.

Dietas para disminuir de peso tras los excesos estivales, una nutrición desequilibrada por comidas rápidas o no reposadas, incremento de ejercicio físico intenso para ayudar a la pérdida de peso o a la recuperación física, estrés por el retorno al trabajo o a la rutina diaria y el aumento de consumo de tabaco o alcohol, son sin duda la causa de una ingesta o absorción insuficiente de Manganeso.

El déficit de Manganeso, aun en niveles bajos, puede asociarse con malestar general y fatiga, menor resistencia a las infecciones o afectar a los procesos mentales como la memoria, la concentración, la atención y el estado de ánimo.

El aporte externo de Manganeso puede prevenir afecciones relacionadas con la carencia de energía que en muchos casos, pueden derivar en patologías más graves. Un elevado número de pruebas confirman el papel fundamental de este mineral en la producción de energía.

A modo de resumen, podemos concluir que el Manganeso es un Oligoelemento esencial en todas aquellas situaciones relacionadas con problemas óseos o de tejido conjuntivo, aumento exagerado de la respuesta orgánica o la falta de energía.

Pero el consumo o la ingesta inadecuada de Manganeso afecta además a ancianos, embarazadas, lactantes, diabéticos (el aporte de Manganeso ha mostrado la capacidad de mejorar la tolerancia a la glucosa en caso de Diabetes tipo I), alcohólicos, deportistas de élite, niños en edad de crecimiento, etc. Por lo tanto, es muy conveniente recomendar el aporte externo de Manganeso biodisponible, durante no menos de 2 meses al año, no solo en las situaciones descritas con detalle, sino en el grueso de la población para ayudar a restablecer la salud y el bienestar físico.  

Si quieres saber como frenar la caída del cabello con ayuda de los oligoelementos, haz click AQUÍ

BIBLIOGRAFÍA BÁSICA

  • Tomás Landete-Castillejos, Inmaculada Molina-Quílez, José Antonio Estévez, Francisco Ceacero, Andrés José García y Laureano Gallego. “Alternative hypothesis for the origin of osteoporosis. The role of Mn” Frontiers in Biosciencie (Elite Edition) 4 1385-1390, enero 2012 Doi: 10.2741/468.

  • Dra. Magdalena Mejías Moreno. “Oligoterapia: bases y aplicaciones prácticas” 2007.

  • E. Huskisson, S. Maggini y M. Ruf, “Relación entre Micronutrientes, Metabolismo Energético y Bienestar” (Journal of International Medical Research) 35(3):277-289, mayo 2007.

Carmen Gómez Vázquez  617892583 «Terapeuta Integración Psico-Corporal»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies