Biomagnetismo terapéutico, consistente en la utilización de imanes especiales que se aplican sobre el cuerpo humano, generalmente en puntos anatómicos de acupuntura y también en zonas que requieren tratamiento específico, es una terapia extremadamente potente que se está utilizando cada vez más en países como España, Andorra, Italia, países latinoamericanos y EE.UU., sin efectos secundarios, y solamente contraindicada en pacientes con marcapasos y desaconsejada en mujeres embarazadas, así como en personas tratadas con radioterapia y quimioterapia (con un mínimo de un año de antigüedad).

entradaBiomagnetismo

Los imanes están demostrando una gran utilidad en enfermedades comunes, enfermedades crónicas y de origen inflamatorio, lesiones articulares y musculares, y también en enfermedades psicosomáticas como pueden ser el nerviosismo, insomnio, algunos traumas, etc. También es muy útil como prevención, ya que permite equilibrar y armonizar estados patológicos antes de que se manifiesten sintomáticamente. Colocados estratégicamente por pares biomagnéticos, los imanes tienen la capacidad de equilibrar el pH, o sea el nivel de acidez o alcalinidad de una zona del cuerpo y, por consiguiente, modificando el terreno patológico que favorece la presencia de patógenos (bacterias, virus, hongos), causa del cada vez mayor número de enfermedades y trastornos rebeldes a otros tipos de tratamiento.

En nuestro centro, el biomagnetismo terapéutico puede ser incluido, además de como terapia singular, dentro de un enfoque terapéutico amplio en el que se tiene en cuenta la totalidad de la persona, cuerpo y mente juntas, con lo que los resultados pueden ser muy notorios.