Integración del masaje terapéutico con el tratamiento convencional en pacientes diagnosticadas de fibromialgia

Casi todo el mundo se ha hecho alguna vez un masaje. Conocemos sus bondades, la relajación y el bienestar que suele acarrear. Sin embargo, el masaje terapéutico, aún siendo conocido por muchas personas que se han tratado dolencias específicas, ya no es tan conocido puesto que se suele ignorar, o se duda, el alcance real de sus propiedades terapéuticas.

Una de esas aplicaciones terapéuticas específicas se centra en el tratamiento de la fibromialgia. ¿Tiene efectos beneficiosos reales el  masaje terapéutico en las personas que padecen este padecimiento? Para contestar a esa pregunta podemos fijarnos en un estudio experimental en el Centro Provincial para el Desarrollo de la Medicina Tradicional y Natural, Matanzas (*), en el período comprendido de enero a diciembre de 2010, que se realizó con el objetivo de evaluar la integración del masaje terapéutico con el tratamiento convencional en pacientes diagnosticadas con fibromialgia primaria.

Para el estudio se formaron dos grupos, cada uno de 30 pacientes del sexo femenino, seleccionadas al azar. Al grupo experimental se les aplicó, además del tratamiento habitual, 10 sesiones de masaje terapéutico, tres veces por semanas en días alternos, y al grupo control se les mantuvo el tratamiento farmacológico convencional. Se demostró la efectividad del masaje y la ventaja de no tener que prolongar el uso de medicamentos en períodos de crisis en esta patología crónica, así como enfrentar los efectos adversos e indeseables que su consumo trae aparejado.

En el presente estudio, en el grupo experimental, al ser empleado el masaje asociado al tratamiento convencional, se logró una mejor evolución y en un menor tiempo, así como una temprana reincorporación de las féminas a sus actividades cotidianas, evitando las reacciones secundarias propias del tratamiento farmacológico.

 

 

Es importante señalar que el masaje calma el dolor y aumenta la circulación de la sangre en los músculos tensos y álgidos, proporcionando relajación y mejorando su flexibilidad. También en estos efectos terapéuticos facilitan la eliminación de sustancias tóxicas como el ácido láctico acumulado.
Así mismo, debe recordarse que el estrés puede provocar o empeorar los síntomas y el masaje tiene efecto relajante, por lo que contribuye a una evolución favorable en estos casos. Inicialmente estimula los receptores nerviosos de la piel, después, los impulsos nerviosos, disparados por los movimientos rítmicos del masaje, se transmiten al Sistema Nervioso Central, donde se convierte en un mensaje de relajación que vuelve a transmitirse a los músculos.

 

 

 

Se puede afirmar entonces, que la integración del masaje terapéutico al tratamiento convencional es más beneficiosa que el uso exclusivo del tratamiento habitual en pacientes con fibromialgia primaria, por lo que los autores de este trabajo recomiendan esta propuesta para los tratamientos venideros en estos pacientes y como punto de partida para futuras investigaciones en este campo.

(*) Valdés González AA, Paz Gómez N, Ramos Marrero O, Castro Morillo EM, Oviedo Tápanez E. Integración del masaje terapéutico con el tratamiento convencional en pacientes diagnosticadas de fibromialgia. Rev Méd Electrón [Internet]. 2011 Nov-Dic [citado: fecha de acceso];33(6). Disponible en: http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202011/vol6%202011/tema04.htm

Carmen Gómez Vázquez / Masaje Terapéutico

 

La articulación temporomandibular (ATM)

La articulación temporomandibular (ATM) es la articulación que une los huesos del cráneo con el maxilar inferior y es una de las pocas articulaciones móviles del craneo. Encontramos una a cada lado de la cabeza, justo por delante del oido, que trabajan sincronizadamente para poder abrir la boca, masticar, etc. A pesar del sobreuso que sufre esta articulación está un poco olvidada, así que hoy hablaremos un poco de cómo esta formada esta articulación, qué movimientos puede realizar, y como la podemos tratar.

Esta articulación está formada por un disco cartilaginoso, los huesos temporales y la mandibula y toda la musculatura y ligamentos anexos que permiten su movimiento.

La ATM puede realizar:
– Movimientos de descenso y elevación.
– Movimientos de proyección hacia delante y hacia atrás.
– Movimientos de lateralidad o diducción.

La musculatura de la ATM esta formada por:
Depresores: vientre anterior del músculo digástrico, músculo milohioideo. Accesoriamente también el músculo geniohioideo y todos los músculos infrahioideos para mantener fijado el hueso hioides.
Elevadores: Fibras verticales del músculo temporal, músculo masetero, músculo pterigoideo interno.
Proyectores hacia delante: Los dos pterigoideos externos contrayéndose simultáneamente.
Proyectores hacia atrás: músculo digástrico, fibras horizontales del músculo temporal.
Diductores: Los pterigoideos internos y, sobre todo, los externos, contrayéndose alternativamente de un solo lado.

La disfunción craneomandibular o trastorno de la ATM puede darse por un traumatismo directo o indirecto o bien por
bruxismo. Normalmente a raíz de un traumatismo puede producirse un espasmo de toda esta musculatura o bien una fractura a nivel ossio, cuando hay fractura casi siempre es necesario una operación a cargo de un cirujano maxilofacial.

A raíz del bruxismo lo que encontraremos será un trastorno de toda esta musculatura, que podremos aliviar con medidas preventivas y tratamiento fisioterapéutico. El tratamiento con fisioterapia es doloroso pero el paciente recibirá automáticamente un alivio de la sintomatología.

 

 

Elisabeth Villaronga

Fisioterapeuta Coleg. 12.032

Bruxismo

El bruxismo se produce cuando una persona aprieta los dientes o los hace rechinar, generalmente de forma inconsciente, siendo lo más habitual que ocurra durante las horas de sueño, aunque en algunas ocasiones se produce también de día.

Actualmente ya se sabe que no es en sí una patología, sino una respuesta fisiológica del sistema nervioso central a estados ansiosos-nervioso-depresivos, que nos puede traer consecuencias patológicas.

Cuando a lo largo del día acumulamos un elevado número de episodios bruxistas, todas las estructuras implicadas pueden verse afectadas por sobrecarga. En ellas se incluye la musculatura masticatoria, la musculatura del cuello, la articulación temporomandibular (ATM) y los dientes. Ello se traduce en patología muscular, patología articular y patología dental.

A nivel fisioterapéutico podemos influir sobre todo en la patología muscular, pero también en la patología articular. En ocasiones, el tratamiento fisioterapéutico combinado con visitas al odontólogo consigue mejorar la patología dental.

En la patología muscular lo que realmente vamos a encontrar es una activación de los puntos gatillos de toda la musculatura de la zona, a veces producido por la presión realizada durante el bruxismo y otras veces por la misma alteración del SNC. Un punto gatillo activo significa que hay bandas tensas hiperirritables localizadas dentro de la fibra muscular, lo que produce dolor tanto en la musculatura afectada como dolor irradiado a zonas anexas como son la cara y la cabeza. A consecuencia de esta activación encontraremos muy frecuentemente dolor en mandíbula, cara, musculatura del cuello y cefaleas.

En la patología articular encontraremos problemas de la articulación temporomandibular (ATM), estos pueden ser varios, el más común y conocido es la luxación discal con reducción que es el famoso “CLIC” que puede producirse mientras el paciente abre la boca, come, habla…

Por lo tanto, el bruxismo en sí es muy difícil de curar si no se trata la causa emocional y nerviosa que lo promueve, pero el tratamiento fisioterapéutico de los puntos gatillo y unas maniobras de reducción del disco y reducción de la tensión muscular, pueden ayudar a conseguir mejorar muchísimo los dolores y cefaleas consecuentes de este bruxismo.

 

Elisabeth Villaronga

Fisioterapeuta Coleg. 12.032

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies