El efecto magnético de la Tierra sobre los seres humanos.

El biomagnetismo terapéutico es una técnica muy potente, porque está basado en el magnetismo de la corteza terrestre y el cuerpo humano. Es algo que se conoce desde hace siglos. Uno de los más importantes especialistas en esa especialidad, el médico de origen hindú H.L.Bansai, nos habla de ello:

«La Tierra transmite energía magnética a todos los organismos vivientes: humanos, animales y vegetales.

El cuerpo humano es en sí mismo un imán. Hablando en términos de magnetismo, se considera que nuestros cuerpos poseen ciertas facetas magnéticas. Considerando a una persona erguida, en posición vertical, la cabeza y el torso simulan el polo norte, mientras que la mitad inferior -los pies, piernas y caderas- representan el polo sur. En un cuerpo humano en posición horizontal, la mano, el brazo y el lado derecho se asimilan al norte, y sus opuestos al sur. De la misma forma, la parte frontal de una persona -frente, rostro, pecho y vientre- representan el norte, y la dorsal -occipucio, nuca, columna vertebral y glúteos- son consideradas el sur.

Ahora bien: guiándonos por las leyes y fuerzas naturales, toda acción realizada en la dirección natural aporta paz y serenidad, y provoca la menor incomodidad posible, dadas las circunstancias, que si se efectuara en otro sentido. De acuerdo con esto, cuando nos acostamos para dormir, por ejemplo, si lo hacemos en la misma orientación que adoptaría una varilla imantada suspendida, logramos evitar las tensiones y el insomnio, y descansar más profundamente. Cuando yacemos extendidos, con nuestro norte hacia el norte de a Tierra, y nuestro sur hacia el sur de la Tierra, obtenemos un equilibrio ideal; por tanto, la mejor posición para descansar es con la cabeza hacia el norte y los pies hacia el sur, especialmente si dormimos directamente sobre el suelo. Esta posición proporciona un sueño más profundo e incluso mejora la salud, ya que el cuerpo se orienta en concordancia con la dirección de las corrientes magnéticas terrestres, que de ese modo afectan favorablemente al sistema.»

(Texto extraído del libro Magnetoterapia, cura por los campos energéticos, del Dr. H.L.Bansal (Ediciones Continente, Buenos Aires, página 24).

También te pueden interesar los siguientes artículos sobre biomagnetismo:

MASAJE CIRCULATORIO Y BIOMAGNETISMO
BIOMAGNETISMO EMOCIONAL
Par Biomagnético, integración terapéutica y candidiasis
Biomagnetismo terapéutico

 

 

Recupera tu equilibrio este otoño con AYURVEDA

Si eres de los que se siente cansado, estresado, deprimido y la «vuelta al cole» se te esta haciendo dura, te interesará leer con atención este post. Es normal que te sientas así, los días cada vez son más cortos y la energía disminuye en Otoño. Aquí te doy algunos consejos Ayurvédicos sobre cómo recuperar tu equilibrio en Otoño.

El Ayurveda presta mucha atención a las estaciones del año, y en particular al Otoño. Uno de los estímulos importantes a los que estamos expuestos son las estaciones. Y el otoño particularmente, es una estación muy importante porque el Dosha (Bioenergía) Vata, que es la energía del movimiento, está alterada en otoño y puede movilizar todos los desequilibrios corporales. Entonces, acomodarse adecuadamente para el otoño predispone a una mayor salud durante el resto del año.

Como ya sabes, Ayurveda es la medicina tradicional India, con más de 5000 años de experiencia, cuyo objetivo principal es el de promover y mantener el estado de salud a través de los Masajes, la Nutricón y Pranayama (respiración). Por ello, en esta época es conveniente prestar más atención a los alimentos recomendados para cada constitución o Prakruti. Siempre es apropiado, pero en la época del otoño es mucho más importante comer una alimentación sátvica, es decir, consumir alimentos frescos: verduras cocinadas al vapor o al wok especiadas con una pizca de pimienta negra y cúrcuma (ya que tiene poder antiinflamatorio y ayuda a limpiar internamente), legumbres, fruta (sobretodo Granada, Arándanos y Uva negra, ya que tienen muchos antioxidantes) y tomar frutos secos para recuperar la energía (como por ejemplo: almendras remojadas en agua). La estrella del Otoño es el sésamo en todas sus variedades: aceite, semillas tostadas, tahini…

En cuanto al cuidado corporal,sin duda, una de las mejores formas para calmar el Dosha Vata y recuperar tu equilibrio es a través de los Masajes Ayurveda con aceites calientes. Lo más recomendable es hacer un masaje semanal o aplicación diaria de forma generosa de aceite de sésamo caliente en la cabeza y en el cuerpo. Con ello conseguimos hidratar desde el interior y eliminar toxinas, ya que el aceite consigue penetrar en todas las capas de la piel. Además el Masaje Ayurveda aumenta la circulación sanguínea, mejora el movimiento de las articulaciones, proporciona suavidad y luminosidad a la piel, calma la mente evitando el estrés y el desánimo, y fortalece el Sistema Inmune, de vital importancia en esta época de resfriados.

Es una estación del año que tiene características de mundo interior, de estar hacia adentro, buen momento para leer, escuchar música, de ocuparse del hogar y de un@ mism@, tiempo de cuidarse. Estas recomendaciones te ayudarán a estar en plena forma durante el Otoño y a disfrutar de esta estación tan especial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR