La auriculoterapia es una modalidad de tratamiento en la cual la superficie externa de la oreja, la aurícula, es estimulada mediante agujas, pequeñas bolas de acero, oro, plata, o semillas con el objeto de aliviar patologías en otras regiones del cuerpo.

En 1957, Paul Nogier, médico residente en Lyon, Francia, considerado el “padre de la auriculoterapia”, fue el primero en sistematizar las observaciones que había realizado en la oreja, creando un mapa reflejo auricular, luego de haber verificado la presencia de cicatrices en pacientes que habían sido tratados satisfactoriamente por medio de cauterizaciones en el tratamiento de ciática. Fue entonces que se consideró la posibilidad de que en la aurícula se encontraba representado un feto en posición invertida.

Forma de procedimiento
Una vez desinfectada la aurícula, se buscan puntos reactivos o de dolor y se coloca un adhesivo con una bola de acero o una semilla. El paciente podrá presionarse los puntos unas 4 veces al día para mejorar su estado de salud.

Indicaciones

  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Depresión
  • Ciática
  • Cefaleas,
  • Migrañas
  • Dolores dentales

Contraindicaciones
Embarazadas (puntos del sistema reproductor)